domingo, 1 de marzo de 2015

El 8610 en la Lotería


Pancholón, el señor de la Subida del 14, solía ir todos los días a la Agencia de Loterías más cercana a su domicilio, para jugar el 8610, pero como él mismo decía “nunca acertaba” se sentía como empavado hasta que su vecina más allegada le previno que si continuaba lo más probable era que terminara arruinado porque según sus cábalas ese número está apadrinado por la fatalidad y la fatalidad trae aparejada la desgracia diabólica.  Tal advertencia dejó tan impresionado a Pancholón que ahora juega el 2533.  ¿Por qué Pancholón?,  le preguntó su hija.  Pues, mija, porque un 25 nació el niño Dios y a los 33 años lo crucificaron. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario