jueves, 26 de marzo de 2015

¿Prohibirá Maduro lo que autorizó Pinochet?

"  '¡¿Felipe González?!'. Un tipo bajito y regordete saltó ágilmente al interior del avión que acababa de aterrizar en el aeropuerto de Pudahuel, con el secretario general del PSOE entre el pasaje. Eran los últimos días de agosto de 1977. Más que la juventud del interpelado (35 años en aquel momento) el comité de recepción pareció desconcertado por la chaqueta de pana sin corbata y las largas patillas que lucía el español. Rápidamente pidieron a González que bajara del avión con ellos. El dirigente socialista informó de que llegaba con tres periodistas y todo el grupo fue conducido a toda marcha hacia Santiago de Chile.

La sombra de duda sobre si aquello podía ser una detención se deshizo en cuanto la comitiva paró ante un hotel de la capital. González fue informado de que una escolta policial acompañaría a los visitantes 'para ayudar'. Y lo cierto es que, aunque seguidos por doquier, tanto Felipe González como los periodistas tuvieron libertad de movimientos durante los tres días que duró la visita.

El dirigente español recibió a familias de desaparecidos que buscaban ayuda para presionar a la dictadura. Sin problema alguno pudo visitar en la cárcel de Capuchinos a sus defendidos, Erich Schnake y Carlos Lazo, socialistas chilenos condenados por tribunales de guerra a largas penas de prisión bajo los cargos de sedición y traición. La ministra de Justicia y el presidente del Tribunal Supremo recibieron después a González. Tampoco hubo el menor problema para marcharse del país, una vez terminadas las gestiones que interesaban al dirigente del PSOE...

Me ha venido esta historia a la memoria al observar los movimientos de Felipe González para defender ahora a presos políticos del régimen venezolano. Y la pregunta se impone: ¿prohibirá Nicolás Maduro lo que, a la postre, permitió Augusto Pinochet?"

 El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario