jueves, 21 de mayo de 2015

Ejemplo digno de ser imitado

Sabías que los niños japoneses limpian sus escuelas todos los días durante quince minutos junto con sus docentes?  ¿Por qué nosotros no hacemos lo mismo? ¿Qué cuesta?  ¿Si no existe la iniciativa, por qué la autoridad correspondiente no se la impone hasta que la conducta se convierta en costumbre por los siglos de los siglos?  ¿Qué cuesta ir desde ya forjando lo que a la larga podría ser una linda tradición que nos identifique?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada